POLÍTICA DE CONFIDENCIALIDAD

TOTAL QC SAS como organismo evaluador de la conformidad en la inspección, es consiente que maneja varios tipos de información, incluyendo nuestra información técnica y aquella provista por clientes, por lo tanto establece los siguientes lineamientos para garantizar el manejo confidencial de dicha información.

Todos los trabajadores en particular mantendrán absoluta reserva en cuanto a toda la información considerada como confidencial.

Todo el personal mantendrá absoluta reserva de la documentación interna a no ser que tenga la autorización del Director Ejecutivo o responsable que la custodie.
Se mantendrá un estricto control de los datos e información que el cliente haya facilitado a TOTAL QC SAS.
Cuando alguien externo o interno solicite información de un cliente o servicio prestado a un cliente, lo debe solicitar por escrito y asegurar que estos datos no se utilizarán para gestionar otras informaciones que no sean las relacionadas con los servicios prestados y los alcances de los servicios acreditados.
Toda información sobre el cliente obtenida por TOTAL QC SAS de fuentes distintas al cliente y que afecte a los servicios acordados, será tratada como información confidencial.
El cliente debe ser informado cuando se le solicite entregar información y TOTAL QC SAS debe recibir su autorización previa antes de entregar la información.
El personal de TOTAL QC SAS con acceso a las bases de datos de empresas clientes, no las podrán divulgar a personas ajenas a la empresa sin autorización expresa y por escrito del cliente.
El acceso a los registros e información relativa a las actividades de inspección y resultados de las inspecciones, queda restringido solo al personal interno autorizado por TOTAL QC SAS.
Toda información confidencial que por ley deba divulgarse, el director ejecutivo de TOTAL QC SAS personalmente verificará que dicha información se entregue solamente por los canales establecidos por ley y personalmente notificará al cliente de la información proporcionada, salvo que esté prohibido por ley realizar dicha información.
Cada usuario con acceso a la información, es responsable de asegurar todo documento y medio electrónico de almacenamiento que contenga información sensitiva o confidencial.
Al momento de desechar, los documentos sensitivos o confidenciales deben ser destruidos.